Web de M. C. Mendoza

Blog sobre mis novelas y proyectos literarios
Si quieres ponerte en contacto conmigo utiliza la opción de comentarios o las redes sociales.

Si quieres enterarte de cuando lanzo una nueva novela deja tu email en la página de subscribirse y te informaremos.



martes, 11 de octubre de 2011

Londres


Vista tópica, pero inevitable


Bueno, en septiembre estuve unos días en Gran Bretaña, incluido Londres, así que todos mis proyectos y novelas en marcha se detuvieron un poquito. Ahora que ya he retomado un poco el ritmo normal tras el viaje, espero continuar con lo que tenía empezado (la novela juvenil) y rematar por fin el asunto de la editorial Via Magna (y el de la otra editorial conflictiva también, claro). Si puedo recuperar las novelas publicadas en cuestión  veré qué hago, si ponerlas en descarga gratis o tratar de publicar en otro lado, aunque lo más seguro es que haga lo primero... 

Hablando de Londres, muy bonito y muy grande, más que mi pueblo, claro. A todos los sitios había que ir en metro y aún así estaba todo lejíiiiisimos. Todavía recuerdo el agotamiento que me llevé el día que fui al cementerio de Highgate. Madre mía, está en el fin del mundo, vaya caminata. Pero me orienté muy bien por las líneas del "underground", hasta casi saberme de memoria las estaciones de la línea Jubilee, que era la que más utilizaba. Vamos, como si hubiera vivido allí de toda la vida. Lo peor de Inglaterra es que comen unas cosas muy raras que no tienen ni sabor. Desayunan morcillas, salchichas, champiñones y unas judías repulsivas, todo junto, y luego para la cena, otra vez las salchichas, champiñones, patatas fritas... Recuerdo un día que nos pusieron para comer una patata acompañada por puré de patata... y una salchicha.  Pero aparte de esto, me encantan los horarios británicos, tan racionales (nada que ver con la locura de España de cenar a las diez de la noche y similares). 


Hum, aquí no recuerdo dónde estaba...


Ni que decir tiene que visité algunos de los lugares que se citan en mis novelas como localizaciones. Estuve en Henrietta Street, al lado de Covent Garden, en Highgate, en St. Pancras, en Dorset Square, en Southwark, etc... También visité Postman's Park, que como recordarán aparece en la película Closer. Es un parquecillo siniestro en medio de la ciudad, cerca de Saint Paul's, con lápidas de enterramientos apiladas junto a una pared y una galería con inscripciones donde se homenajea  a personas que murieron dando su vida por otros. 


Y fuera de Londres visitamos Salisbury, Stonehenge, Bristol, Bath, Liverpool, el parque de Snowdonia y Caernafon (Gales), York, Fountains Abbey, Chester, lago Windermere, Cambridge, Stratford-upon-Avon... ¡Recorrimos todo! El paisaje inglés, todo hay que decirlo, es algo monótono. Es una planicie como Castilla pero algo más verde, un poco aburridillo de ver. Lo que más me llamó la atención es el atroz viento que sopla todos los días y los cambios bruscos de tiempo en un mismo día: sol, nubes, lluvia, sol, nubes, lluvia, sol, etc... La televisión británica, por lo demás, parece peor de lo que pensaba. Todo el día ponen culebrones tipo EastEnders, Coronation Street, etc, concursos como el de "Atrapa el millón" que no recuerdo cómo se llamaba allí, realities (uno de unos gordos a los que les obligaban a bajar de peso), y los programas icónicos superfamosos como Doctor Who y Downton Abbey (vimos el primer capítulo de la segunda temporada, en estreno mundial). 


El doc estaba por todas partes, hasta en el Metro






1 comentario:

Mónica dijo...

No me lo puedo de creer... vas a Londres a ver ¡ la tele ! hay gente pa tó.