Web de M. C. Mendoza

Blog sobre mis novelas y proyectos literarios
Si quieres ponerte en contacto conmigo utiliza la opción de comentarios o las redes sociales.

Si quieres enterarte de cuando lanzo una nueva novela deja tu email en la página de subscribirse y te informaremos.



jueves, 29 de abril de 2010

Mi lector de Ebooks II: experiencia lectora

Como hace ya bastante que compré mi ebook, puedo empezar a valorar mi experiencia con él de una forma breve.

En un principio, diría que la lectura es cómoda solo si hay una luz intensa y directa sobre el aparato. En penumbra, o con luz indirecta, me hace muchos brillos y cuenta leer. El asunto de los brillos en la pantalla táctil me parece grave, y debería ser mejorado.

Según la publicidad, estos cacharros aguantan varios miles de pasos de página sin recargar (se supone que solo se consume la batería si pasa páginas, no si lo tienes encendido), pero creo que esto no es verdad. A veces lo he dejado durante varios días sin usar, apagado, y cuando lo he ido a encender había bajado la batería, así que tengo que estar cargando cada poco.

La velocidad de apertura de archivos, o de refresco cuando cambias de tamaño de letra podría ser mejorable. A mí me parece que a veces va muy lento, sobre todo con libros muy extensos.

La vista de fotografías desde luego no es lo propio de este aparato: se ven fatal debido al escaso número de niveles de grises que soporta.

En lo bueno: es ligero y fácil de transportar. Puedes leer en el bus, llevar muchos libros distintos, y con luz se lee bien. Además, lo utilizo para mis novelas, y así me ahorro imprimir, pues tomo notas sobre él.

4 comentarios:

isabeladecambados dijo...

¿ Tú coges muchos autobuses ? ¿ no, verdad ? Se lee en el Metro, pero en el bus... no da tiempo, al menos en Oviedo. Te lo digo por experiencia, cojo a menudo el 1 por la tarde, y si no pillo un asiento, mi prioridades son: no caerme de narices al suelo cuando cambia el semáforo y arranca el bus, no echarme encima de nadie como si fuera un saco de patatas cuando frena, y que nadie me caiga encima cuando coge la famosa y peligrosa curva de Toreno-Uría, ( famosa porque yo lo digo, claro )cuando el conductor se cree que es Alonso haciendo el circuito urbano de costumbre. Como para ir leyendo con un aparatejo en las manos.......

Anónimo dijo...

Lo de los brillos y lo de la batería es porque tu pantalla es táctil. Una pantalla que no lo sea, como la del hanlin (alias Papyre en España)solamente consume energía cuando pasas de hoja y tiene muchos menos reflejos. Y te lo cuento porque en casa tenemos los dos. Para leer, mucho más cómodo para la vista el Papyre, pero claro, tiene menos utilidades que el Sony...
En cuanto a lo de lentorro, coincido.

Saludos

Sorg.

M.C. Mendoza dijo...

Sí, sí, es por la pantalla táctil, es cierto. Ya que uan persona me enseñó su lector no táctil y la lectura era perfecta. Me arrepentí bastante de no comprar el Papyre, pero no me lo quisieron descambiar...

Anónimo dijo...

Pero el Papyre no te serviría para trabajar en tus novelas mientras vas en el metro. Si es que no hay nada perfecto...

Saludos

Sorg.